Aceptar el dolor y evitar el sufrimiento en el duelo

Hola que tal, bienvenidos a otro artículo del blog de clínica duelo y pérdida. Soy el Dr. Fernando Balleza y en esta ocasión quisiera hablarte de un tema importante: “aceptar el dolor y evitar el sufrimiento en el duelo”.

Aceptar el dolor y evitar el sufrimiento en el duelo

Parece ser algo contradictorio, para muchos el dolor es igual a sufrimiento. Sin embargo, me parece apropiado diferenciar estos dos conceptos. Debido a que el dolor durante la vida es normal y esperado, mientras que tenemos que hacer todo lo posible por evitar el sufrimiento.  

Dolor o malestar

Muchas emociones desagradables tales como la tristeza, la ansiedad o el miedo se catalogan como dolor. Debido a esto es importante aclarar que significa cada palabra para cada persona.

Es común que en la clínica acudan personas que se describen su problema de la siguiente manera: “Me duele mucho su partida” o “el dolor es insoportable”.

Es estos casos es muy importante reconocerle a la otra persona lo que nos tiene que decir. Esto es ACEPTAR su dolor.  Si no aceptamos el dolor, es como si dijéramos que eso no existe o no tiene importancia.

Si el primer paso es aceptar el dolor (en nosotros mismos y en los otros) el siguiente paso es definirlo lo mejor posible. Especificar si este dolor es: tristeza, añoranza, miedo, incertidumbre etc.

Al poder definirlo lo podremos hacer un poco más tangible y podremos en primer lugar “hablar el mismo idioma” y en segundo lugar poder hacer algo al respecto.

Aceptar el dolor

Cuando un niño tiene un accidente, como una caída, y comienza a llorar todos a su alrededor le dicen que no es para tanto, que no fue nada y si el niño es varón cosas como “los hombres no lloran” lo que provoca que el niño suprima su expresión de dolor. Sólo su expresión, ya que, aunque no lo demuestre le sigue doliendo.

Desde pequeños vamos aprendiendo a no aceptar nuestro dolor. Más bien no aprendemos a “leernos” a nosotros mismos. Llega el punto en donde no sabemos que es lo que nos sucede (aunque nos esté pasando algo) y por lo tanto no podemos hacer algo al respecto.

El dolor durante la vida es inevitable

Se nos ha vendido la idea, sobre todo en los últimos años, que se debe de evitar el malestar a cualquier costo. Se nos ha dicho no podemos estar enfermos, que no podemos dejar de trabajar o que no podemos detenernos.

Puedo sonar muy crítico, pero en el mundo occidental (y capitalista) en el que vivimos parece que el que no puede generar dinero, vale menos. A los enfermos, adultos mayores o que padezcan alguna enfermedad mental se les aparta.

Aunque cada vez existen esfuerzos de inclusión para todas las personas, tenemos que reconocer que nos falta un largo camino por recorrer.

Yo creo que esto ocurre porque estas personas que sufren de algo nos recuerdan nuestra propia vulnerabilidad. Nos recuerdan que en algún momento de la vida nosotros también estaremos enfermos o “viejos”.

El dolor y el malestar durante la vida es inevitable

 

El dolor o malestar no es igual a sufrimiento

Si bien, no podemos librarnos de algunos problemas en la vida. Ya que los momentos difíciles al igual que los felices son parte de la vida. No significa que esos malos momentos nos generen sufrimiento.

A que me refiero con sufrimiento; es a un malestar desmedido. Un malestar o dolor tan exagerado que nos marca e interfiere con toda nuestra existencia.

Paradójicamente muchas veces lo que genera el sufrimiento es no aceptar el dolor. Un ejemplo claro de ellos es la respuesta típica masculina al duelo. El duelo es universal, o sea todos los vivimos.

Muchos varones (no todos) no aceptan que pueden estar tristes o que les duele perder a alguien. Es muy común que se tomen dos estrategias: o se vuelcan en el alcohol y las drogas o bien buscan distraerse en el trabajo.

En vez de aceptar el dolor y vivir el duelo en forma intensa unas semana o meses, se prefiere intentar disminuir al mínimo el malestar, lo que genera sufrimiento a muy largo plazo. En el caso de los varones con el riego de una adicción o bien con la desconexión de su familia.

Aceptar el dolor a veces es el pedir ayuda

Para muchos otros el no aceptar el malestar por mucho tiempo genera una “excedente” de dolor que algunas veces se traduce en algún trastorno mental como trastornos depresivos. Mientras que para otros genera un aislamiento del mundo.

Cuando aceptamos el dolor, permitimos que los demás (nuestra familia y amigos) se acerquen. Que se nos brinde ayuda.

Algunas veces incluso es necesario buscar otro tipo de auxilio. Como lo es la ayuda espiritual, social o profesional. Este tipo de auxilio externo no se debe de enfocar en eliminar el dolor o malestar (ya que se espera y es normal) sino que este dolor no provoque secuelas y sufrimiento a largo plazo.

Y tu ¿puedes aceptar el dolor cuando se presenta?

Espero que este artículo sea de utilidad, y pueda esclarecer algunos diferenciadores entre el dolor o malestar y sufrimiento. No dejes de compartir este artículo, siento que es necesario hablar de este tema, y que a muchos les podría ser beneficioso.

Un saludo y hasta la próxima.

2 comentarios en “Aceptar el dolor y evitar el sufrimiento en el duelo

    • Hola que tal Enrique, lamentó escuchar su pérdida. Es difícil en las pérdidas recientes no sentir alguna emoción adversa. Muchas personas viven una tristeza intensa aunque se espera que con el paso de los días y semanas vaya disminuyendo esta emoción. Algunas recomendaciones básicas son: Rodearte de gente, evitar el consumo de alcohol e inicialmente poder realizar acciones para comenzar a despedirse. Te deseo mucha suerte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.