El duelo en otras culturas: El Islam

El duelo en otras culturas: El Islam

Hola que tal, bienvenido a otro artículo en el blog de clínica duelo y pérdida. En esta semana continuamos con la serie de cómo se lleva a cabo el duelo en otras culturas, en esta ocasión revisaremos como es el duelo para los musulmanes.

En al post anterior revisamos como se lleva el duelo en los judíos. Si te lo perdiste puedes ir a este enlace: El duelo en otras culturas: judíos.

Una muy breve introducción

Siempre me ha parecido muy interesante como otras culturas llevan a cabos sus tradiciones y rituales. Si bien existen muchas semejanzas, también hay algunas diferencias. Con las que creo todos podemos aprender algo.

Con esta serie de artículos no busco profundizar en aspectos religiosos ya que para nada me considero un experto en estos temas. Aunque si despierto la curiosidad en alguien, me sentiré satisfecho ya que en una búsqueda en internet cualquiera puede ahondar en estos temas.

El islam como religión

Al igual que el cristianismo y el judaísmo, el islam comparte muchas características en común. La más importante es el monoteísmo, esto quiere decir que solo se adora a un único dios

Esta tradición monoteísta se originó en un pueblo hace más de 5000 años, los hebreos, por lo que las tres religiones comparten mucha historia en común. Algunas figuras históricas como Abraham son comunes a ellas.

El duelo en otras culturas: musulmanes

¿Cómo es el proceso del duelo para los musulmanes? Al igual que en otras religiones en el islam existen algunos rituales y tradiciones milenarias cuando fallece un miembro de la comunidad.

En el islam se considera que la muerte es un momento difícil, es un suceso triste en la vida que está lleno de penurias, sin embargo, esto no debe ser llevado al extremo, es decir sin ser catastrófico. 

La religión está fuertemente ligada a este proceso. Llama la atención, las recomendaciones que se la hace a los acompañantes: deben de ser amables y pacientes, nunca deben de dejar solo a un moribundo y deben de darle esperanza.

En el momento de la muerte

Cuando una persona acaba de morir, los miembros de la familia que esté presente en ese momento deben de cerrar los ojos de la persona fallecida, al mismo tiempo tienen apresurarse a preparar el cuerpo (bañarlo) y rogarle a dios que perdone sus pecados.

El objetivo del baño es limpiar el cuerpo físicamente. Este se realiza por personas del mismo sexo que el difunto, en un lugar aislado, y limpio en donde no debe de faltar agua y jabón. Después se continua con el Amortajamiento.

La mortaja es un trozo de tela lo suficientemente grande para envolver a todo el cadáver. Preferentemente de color blanco. Después se perfuman los paños.

Finalmente se traslada al cementerio en un ataúd sencillo. En donde se rezan una serie de plegarias establecidas.

El pésame para la familia

El pésame es una muestra de solidaridad a la familia del difunto, su objetivo es poder consolar a la familia y personas allegadas. Otro de los objetivos es hacerles comprender que la muerte es el destino inevitable e irremediable de todo ser.

Las visitas al cementerio no están establecidas en ningún protocolo. Estas se dejan a criterio de la familia, aunque también se considera que existen ciertos objetivos con estas visitas como: aislarse brevemente del mundo y reflexionar sobre nuestro destino.

Las dolientes y la viuda

Cuando el fallecido es un hombre casado su viuda deberá guardar luto en la casa en donde vivía con su esposo, durante cuatro meses y diez días. En este caso la mujer solo saldrá de casa para lo estrictamente necesarios, sobre todo si no existe nadie que pueda ayudar. Si la esposa está embarazada el luto se prolonga hasta el parto.

Para el resto de las personas el duelo no puede ser mayor a tres días. Ya que este período se considera suficiente para que una persona se sumerja en el dolor y la tristeza. La muerte no es el final de una persona, sino que es el comienzo de un viaje, de una parada transitoria hacia la vida eterna.

Sin embargo, las condolencias son tomadas como un acto de bondad y no se limitan a los tres días de duelo, estas se pueden alargar según se requiera. Con las condolencias se compartirá el dolor y ayudar a aliviar los sentimientos de tristeza y desgracia, pero significa también recordar con gentileza al doliente que debe ser paciente y aceptar la voluntad de Dios.

Si alguien desea conocer más acerca de las tradiciones del islam pueden visitar esta página: islamreligion.com

¿Qué te ha parecido este breve resumen?

Como hemos visto en el articulo la vida religiosa está estrechamente ligada al duelo. El duelo es compartido por la comunidad, y se le ofrece esperanza a los dolientes a través de la vida eterna posterior al fallecimiento de un ser querido.

Mi opinión personal es que se deja muy poco tiempo para vivir el duelo. Aunque una persona tenga la esperanza de la religión, no deja de ser una separación de un ser querido que genere mucho dolor.

Como hemos visto en otros artículos el duelo es totalmente personal, y cada uno responde de forma diferente, algunos necesitaran poco tiempo pero otros necesitara más tiempo para poder sobreponerse al duelo.

Como cada semana te invito a participar en los comentarios para que me des tu opinión al respecto. En esta ocasión quisiera pedirte respeto para las creencias de los demás. Ya que entre todos podemos ayudarnos al fomentar el respeto y evitar la intolerancia.

¡Saludos y hasta luego!

4 comentarios en “El duelo en otras culturas: El Islam

  • Como siempre muy interesante artículo y como bien dices cuánta similitud en las tres religiones, el dolor ante la muerte nos desequilibra emocionalmente independiente de la cultura y creencias.
    Gracias por compartir

  • Impresionante.
    Oh el lavado del difunto insólitos. .y el luto de la viuda es como era antaño..muy riguroso..
    Son costumbres que debemos respetar..pues no se puede juzgar a nadie ..
    Gracias por obtener esto.tan didáctico y darlo a conocer..
    Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This

COMPARTE!

¡Comparte este articulo con tus amigos!